22 junio, 2015

Autoconfesiones






Me sorprende de nuevo mientras le doy un último mordisco a mi tostada matutina, se acerca y se sienta a mi lado, habla sin parar, une conceptos que a esas horas mi cerebro ni siquiera asimila, y sin saber por qué me arranca una sonrisa.


Sus preguntas siempre son certeras, demasiado inteligentes para mi licuada cabeza, e imagino que algún día será alguien, que hará algo notable y dejará su huella en el pasillo de la grandeza.


¿Qué sucede cuando dos almas conectan? me suelta de repente, como si estuviera preguntando sobre el tiempo, la miro y puedo entrever en ella destellos de alegría.


Pero me doy cuenta de que no tengo repuesta a semejante pregunta, no se ponerle palabras a una sensación de tal magnitud. Cuando dos almas conectan, cuando hablan el mismo idioma, cuando pueden compartir una mirada sabiendo que el reflejo será igual para ambas retinas...no existe manera humana de unir letras y simplificar un concepto tan amplio.


Pero sucede, como en una peli de vaqueros, en un momento dado y sin haberlo visto venir, alguien estira su mano y te engancha, y el ego hasta ahora creciente en tu interior empequeñece, no necesita ventanas por las que huir, simplemente se transforma en ganas de aprender lo inaprendible, de crecer más y más, de alimentarte de la energía que emana del otro lado de esta visión transcendental.


Y entonces pienso que ojalá todo mi mundo fuera así, ojalá el desafío fuera tan grande que mis entrañas siempre se sintieran plenas, que cada alma pudiera tener un destino esclarecedor para mí, e inmediatamente me doy cuenta del egoísmo de mis pensamientos y me río pero también me sonrojo.


Me saca de mis delirios una vez más con  un chiste fatídico, con el que aun así me río, me levanto, le dedico una última mirada cómplice pero no digo nada pues imagino que tras varios minutos de palabras aceleradas y al tun tun, otra gran pregunta caerá sobre mí.

29 abril, 2015

SOY



Este disfraz me queda bien,
voy de fría, de mezquina,
de "a los demás que les den"...

Se que esta careta me hace más libre,
maquilla mis defectos, mis egos,
pero a veces no quiero subirme a ese tren...

A veces quiero que me conozcan,
que me protejan de una simple brisa,
que se den cuenta que pueden rajarme,
con el filo de una sonrisa...

Soy sensibilidad en estado puro,
con chaqueta de hierro puesta,
y aunque cada paso así es más seguro,
me va aplastando con cada nueva gesta...

Soy macarra, chulesca y hablo sin control,
pero me hago pequeñita,
si hablamos de temas del corazón...

Quiero amigos que no me fallen,
quiero volver a creer,
soltar las cuerdas del miedo,
precipitarme al vacío y saber...

Que soy una inadaptada,
que se enamora tres veces al día,
una de mí, otra de ti, y otra de cualquiera,
y que a momentos y sin saber porque,
se atreve a serte sincera...

Soy un alma que necesita 
que otra alma la sacuda,
y le diga que no importa 
si quiere hacerse la dura...

Tengo pánico a una vida,
que antes era mi escenario,
y me ha convertido con los años, 
en un papel secundario...

Voy de tirana, de impasible, de segura,
ocultando bajo la alfombra mi cajita de dudas,
y me alejo si pretenden rozarme,
pues sé que tras la piel,
encontrarán el enjambre...

De lluvia en los ojos,
de heridas, de hambre,
de emociones contenidas,
de recuerdos de alambre,
y de palabras malheridas...




28 abril, 2015

ESTOY

 Estoy aceptando la evidencia,
cruzando semáforos en rojo,
sobrellevando el pasado a cuestas,
recogiendo poco a poco los trozos...

Estoy valorando otras opciones,
midiendo el espacio entre dos cuerpos,
reviviendo sensaciones,
malgastando tiempos muertos...

Estoy cosiendo heridas recientes,
recolocando baldas de un armario,
frenando latidos ausentes,
archivando secretos de sumario...

Estoy cerrando los ojos,
dosificando los recuerdos,
estoy poniendo cerrojos,
a todos nuestros momentos...

Estoy sonriendo sin motivo,
callándome por no hablar,
provocando al destino,
paralizada y sin andar...

Estoy mirando hacia el futuro,
con un pie en la puerta del ayer,
apostando todo sin un duro,
y recordándote sin querer...

Estoy acostándome con la locura,
dándole una vuelta de tuerca más,
buscando para esta enfermedad cura,
caminando sin echar la vista atrás...

16 abril, 2015

No la miraba




No la miraba por placer...si no por necesidad,
por la obsesión de dos amantes,
que se juran, que se matan, que se quieren, se idolatran,
que se engañan, que se pierden, que se lamen y se muerden...

No la miraba...la consumía, la desgastaba,
y cuando ella quería guerra, de mi energía se saciaba...

Y nos perdimos el respeto de tanto intentar ser civilizadas,
de jugar a ser como el resto de las parejas, que andan semiencorbadas,
arrastrando un amor descafeinado, sentimientos al baño maría, 
falta de un poquito de osadía...

Dejamos a la pasión en aquel cuarto sin ventanas,
tantos meses de artificiales mañanas,
de besos y magdalenas mojadas en nuestras ganas...

Nos dejamos, tomamos rumbos opuestos,
y encallamos en otros cuerpos,
nos herimos en la distancia,nos soñamos a ratos,
nos buscamos con ansia, y poco a poco nos olvidamos...

Y hay días que recordar se antoja y no hay más remedio,
días en que tu olor se entrelaza con mi pelo,
hay días en que te pienso, sabiendo que no era eterno,
que la pasión dura un suspiro y el amor se acaba yendo...

31 enero, 2015

Y YO


 
Y yo, que me empeñaba en mirar solo tu perfil bueno,
que me juraba que no importaban ni el tiempo ni los sueños,
que me acostaba cada noche abrazando a tu recuerdo,
que sometía a las musas a quedarse en mis adentros...

Y yo, que desperté una mañana vacía de sentimientos,
que olvidé la dirección que me llevaba a tu cuerpo,
que navegué por otros labios disfrutando de su esencia ,
que me curé del asedio que provocaba tu ausencia...

Y yo, que vivía en tu pecho y hubiera ardido en tu hoguera,
que hubiera dado la vida por solo una primavera,
que no pasaban las horas si no rozabas mi boca,
que cada instante a tu lado eran millones de horas...

Y yo, que me cansé de un amor a cobro revertido,
que descubrí que la vida tenía otro sentido,
que busqué dentro de mi para encontrar el camino,
que supe que después de ti, se encontraba mi destino...