05 mayo, 2014

RUTINA



Y ahora que te vas, 
sabiendo que hace tiempo que te has ido,
vuelvo a la realidad,
maldiciendo al silencio por tanto ruido...

Me quedaré por aquí por si me buscas,
por si entre la gente, escuchas mi voz,
si de repente recuerdas que aún me gustas,
y haces un paréntesis en tu rencor...

Yo me siento en esta silla a escribirte en vano,
a dedicarte todas las letras que no compartí,
a imaginarme tu piel desnuda bajo mi mano,
para sentir que fue real cada momento que te dí...

Y cuando el viento se aleje, llevándose tu recuerdo,
porque olvidé guardar en mi todas tus sonrisas,
porque volé sin pensar sobre otro cuerpo,
echaré de menos tus madrugadas llenas de caricias...

Y quizás, solo quizás pienses en mi,
y algunas tardes me maldigas entre reproches,
si me quisiste como yo te quise a ti,
habrá esperanza para perdernos entre la noche...

Ahora que te pierdo,
sé que hace tiempo que nos perdimos,
me confundí al correr contra el tiempo,
teniendo miedo a la rutina y el compromiso...

Nos decimos adiós, y miramos al vacío,
como sin los latidos no sintieran la pena,
como si el futuro sin ti, no me provocara frío,
como si verte partir no me doliera...

1 comentario:

  1. No es el mejor de tus poemas tal vez, aún así está repleto de intensidad en los sentimientos expresados, de fuerza, justo de pasión.... creo notar en él que ha brotado con cierta fluidez y facilidad.

    Continúa, porfa.

    Una fartura besos.

    ResponderEliminar