06 mayo, 2014

¿RECUERDAS?





¿Recuerdas aquel enero en que nos conocimos?
Yo sí…recuerdo que eras la única razón en aquel frío,
 Y que mis ojos se clavaron en tu mirada,
Desafiante como lobos en la noche…

Yo era melancolía, impaciente de emociones,
Tu niña perdida, en busca de respuestas,
Yo jugaba en regional en eso de los sentimientos,
Siempre tan absurda como un rap en un museo…

Recuerdo que pensé que mi vida cambiaría a partir de ese momento,
Que fuera como fuera tú ya estabas tan adentro,
Que a veces no hace falta más que el susurro de un encuentro,
Para enamorarse del olor de otro cuerpo…

¿Recuerdas aquella tarde en que por fin besé tus labios?
Yo si…recuerdo que quería quedarme a vivir en ellos,
Que no encontré la forma de agarrar mi corazón,
Que rompiste aquel muro que hasta entonces lo guardo…

Yo era tan cobarde que habitaba con mis fantasmas,
Tú eras tan valiente que de mí los espantabas,
Yo luchaba por perder la razón pero contigo,
Tú luchabas por ganar la partida a tus latidos…

Y hubo tantas tardes de sonrisas compartidas,
Supimos convertir la distancia en un centímetro,
Hicimos del lenguaje un idioma a la medida,
Que yo aprendí a escuchar todo lo que no decías…

¿Recuerdas el futuro que aún no hemos vivido?
Yo sí…será lo que pidamos a este lienzo compartido,
Y llenaré de besos e ilusiones tus sentidos,
Y plantaré mi hogar en el centro de tu ombligo…

05 mayo, 2014

RUTINA



Y ahora que te vas, 
sabiendo que hace tiempo que te has ido,
vuelvo a la realidad,
maldiciendo al silencio por tanto ruido...

Me quedaré por aquí por si me buscas,
por si entre la gente, escuchas mi voz,
si de repente recuerdas que aún me gustas,
y haces un paréntesis en tu rencor...

Yo me siento en esta silla a escribirte en vano,
a dedicarte todas las letras que no compartí,
a imaginarme tu piel desnuda bajo mi mano,
para sentir que fue real cada momento que te dí...

Y cuando el viento se aleje, llevándose tu recuerdo,
porque olvidé guardar en mi todas tus sonrisas,
porque volé sin pensar sobre otro cuerpo,
echaré de menos tus madrugadas llenas de caricias...

Y quizás, solo quizás pienses en mi,
y algunas tardes me maldigas entre reproches,
si me quisiste como yo te quise a ti,
habrá esperanza para perdernos entre la noche...

Ahora que te pierdo,
sé que hace tiempo que nos perdimos,
me confundí al correr contra el tiempo,
teniendo miedo a la rutina y el compromiso...

Nos decimos adiós, y miramos al vacío,
como sin los latidos no sintieran la pena,
como si el futuro sin ti, no me provocara frío,
como si verte partir no me doliera...