07 noviembre, 2013

La historia de los amores imposibles



Esta es la historia de los amores imposibles,
de esas guerras que comienzan con un cruce de miradas,
con 510 batallas libradas en un colchón,
y nunca en el mismo bando, 
tu me quieres esta noche,
y mañana lo hago yo...

¿Cúanto dura un sentimiento que nunca se realizó?

Cansadas de ir desnudas buscando otro cuerpo a cuerpo,
sabiendo del sabor amargo que dejan nuestros encuentros,
y volveré mañana a encontrarme en tu portal,
como un soldado absurdo que pretende desertar,
y vuelve ese olor que nos engancha a seguir dentro,
de la más triste historia que carece de argumento...

Esta es la crónica de una muerte anunciada,
y hoy te quiero tanto que mañana no habrá nada,
vacía el cargador de reproches contra el alma,
que quiero salvar lo poco que quede de la semana...

Podemos ser amigas, ganarle más tiempo al tiempo,
mentimos al jurarnos que no habrá más tiempos muertos,
y siempre que me llamas se reabren mis heridas,
dices que estás muy triste, dices que me necesitas,
y al salir corriendo me hago esguinces en el pecho,
inútil como pretender huir de los pretextos...

Porque esta es la historia de los amores imposibles,
de esos que terminaron incluso antes de empezar,
de esas tontas miradas que se clavan tan adentro,
que tardas mil inviernos en poderlas arrancar...

12 comentarios:

  1. No hay guerras más salvajes que ésas de las miradas-rayo, de las espinas invisibles, de los amores imposibles... Pero por suerte el invierno conserva el corazón, y nos lo devuelve tierno y jugoso a la llegada del sol ;))

    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sería prudente dejar el corazón en el congelador, cuando estas miradas nos acechan...


      gracias maquinista...

      Eliminar
  2. Vuelves con letras que traspasan el alma. Con una cruzada de amores que matan, amándose sin poder…
    Vuelves con tu grito y pasión, impotencia de amores que mueren nada más nacer…
    Y llueve el alma, llueve la piel…hasta que un día las nubes se disipan y te muestran un nuevo y soleado amanecer…

    Decirte que estoy feliz de encontrarte otra vez por aquí. De sentirte y vivirte con la música de tus letras, que hacen danzar a nuestro corazón…

    Un abrazo gigante y miles de Bsoooss!!!

    Muaackss!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga, cierto es que las tormentas no son eternas, y que cuando estamos empapados solo nos queda esperar a que las nubes se disipen...

      un besazo

      Eliminar
  3. Mi niña, me encanta como siempre. Me quedo con esa línea que dice " Y al salir corriendo me hago esguinces en el pecho ".
    Lo mejor sin duda es el que hayas vuelto, no has estado parada, seguro que has estado librando mil batallas en este frente a veces cruel a veces tierno, de la vida.

    Un beso grande....grande....grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los esguinces del alma no existe más curandero que el paso del tiempo...suerte que haya miradas que reviven...

      un besazo

      Eliminar
  4. Me alegra mucho tu regreso, vienes cargadita de emociones, de energía, de latidos, un placer volver a disfrutarte desde tus versos.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga...era necesario este regreso, como lo es levantarse cada mañana y seguir...

      un besazo

      Eliminar
  5. ¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He sentido que habito en una guerra de sentimientos, donde el más cobarde es el que no se atreve a echarle un ordago a un corazón ajeno...llamalo enjambre, bien pudiera ser...

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. La tristeza vive en nosotros, melancólicos como pocos, amigo wilfredo...siempre un placer recibir tu frecuencia...

      un besazo

      Eliminar