07 noviembre, 2013

La historia de los amores imposibles



Esta es la historia de los amores imposibles,
de esas guerras que comienzan con un cruce de miradas,
con 510 batallas libradas en un colchón,
y nunca en el mismo bando, 
tu me quieres esta noche,
y mañana lo hago yo...

¿Cúanto dura un sentimiento que nunca se realizó?

Cansadas de ir desnudas buscando otro cuerpo a cuerpo,
sabiendo del sabor amargo que dejan nuestros encuentros,
y volveré mañana a encontrarme en tu portal,
como un soldado absurdo que pretende desertar,
y vuelve ese olor que nos engancha a seguir dentro,
de la más triste historia que carece de argumento...

Esta es la crónica de una muerte anunciada,
y hoy te quiero tanto que mañana no habrá nada,
vacía el cargador de reproches contra el alma,
que quiero salvar lo poco que quede de la semana...

Podemos ser amigas, ganarle más tiempo al tiempo,
mentimos al jurarnos que no habrá más tiempos muertos,
y siempre que me llamas se reabren mis heridas,
dices que estás muy triste, dices que me necesitas,
y al salir corriendo me hago esguinces en el pecho,
inútil como pretender huir de los pretextos...

Porque esta es la historia de los amores imposibles,
de esos que terminaron incluso antes de empezar,
de esas tontas miradas que se clavan tan adentro,
que tardas mil inviernos en poderlas arrancar...