16 noviembre, 2012

El fin del mundo



Esta noche no tengo ganas de hablar, pensé que quizás podíamos rompernos la ropa y simplemente quitarnos el frío...sí, se que es tarde y que no esperabas que apareciera aquí apoyada en el marco de tu puerta, aporreándola con desgana...hoy, solo necesito olvidar y tu eres un buen bálsamo, creo yo...

También podrías dejarme otra camiseta, la sangre que lleva la mía no me deja estar tranquila...no preguntes...se que necesitas una explicación, pero no sabría por donde empezar...

Creo que ahí fuera todo arde desde hace horas...creo que el fin del mundo está cerca y solo quiero que nos pille follando...¿oyes las sirenas?...son ápices de muerte a cuatro ruedas, luces en la noche que transportan desilusiones, una excusa más para beber sin control...
He dejado de contar los hechos...ya existen demasiados canales de noticias donde se nos escupe con fuerza toda la mierda...no...hoy solo quiero olvidar, apagar mi cerebro, dejar de ser consciente de que mientras cuatro nos manipulan y mueven nuestros hilos, hombres matan a sus mujeres, mujeres abusan de sus hijos, hijos abandonan sus vidas...necesito no saber que a la vez que se le pone precio a los sueños, a las personas, a los sentimientos, cuatro millones de personas se aborregan con realities shows y programas de la prensa rosa...
Hoy no hay más salida que la violencia disfraza de idealismo, de blancos enfrentándose a negros, de fachas enfrentándose a rojos, de policías enfrentándose a su pueblo...hoy la ciudad arde y su propio llanto no la apaga, y yo solo pretendo que me metas en tu cama y me des una ración de olvido, mañana ya volveré al dolor fustigante de mis propios fantasmas...

¿Te acuerdas de Raúl, mi vecino?...ya no lo es más...hace tres semanas vinieron a dejarle sin hogar, éramos más de cien los que estábamos allí, pero eso no impidió el desahucio...no he vuelto a saber de él ni de su familia, quizás hayan podido volver a su país...me estoy quedando sin fuerzas, por las noches a veces al cerrar los ojos me veo las entrañas, y allí donde antes había órganos no queda nada...enciendo la televisión y los telediarios nos engañan, nos hablan de gripes extrañas, de sida, de narcotráfico, de putas y de corrupción, como si fuéramos imbéciles, como si no supiéramos que todo es un gran negocio, que está medido al detalle el uniforme que nos pondrán cada mañana para ir a cotizar...

Podría seguir horas contándote lo que está pasando este mundo enfermo, lo que este ocaso en llamas nos reclama, pero hoy no tengo ganas de hablar...solo quiero que el fin del mundo, al menos esta noche, nos pille follando...

6 comentarios:

  1. Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
    Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
    http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Cruda desesperación. Cruda realidad narrada con crudeza y con precisión, digna de alguien que lleve más años de los que tú llevas en este barrizal llamado mundo, cual salón de comedias donde cada uno interpreta su papel.
    Los menos interpretan un papel que consiste en pisar a los más y oh Dios.... vaya como lo hacen y en no dejarnos interpretar el papel que nuestra personalidad nos escriba. Tienen el guión ya listo hasta en los ínfimos detalles, como el marujeo que comentas. También yo no tengo ganas de hablar, también quiero que me pille el fin del mundo de igual manera..... al menos esta noche.

    Te quiero, mi niña.

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias antonio por pasarte x aki...ya me he adentrado en tus blogs y me he hecho seguidora...un besazo enorme...nos hablamos

    ResponderEliminar
  4. pues si papá...asi son muchas vidas por mucho q nos empeñemos en no mirar por miedo a lo desconocido y feo...siempre existen programas de tv apagadores de cerebros...

    un besazo

    ResponderEliminar