27 diciembre, 2011

AGONÍA




Nervios que se desatan,
odio en las pupilas,
puños cerrados de rabia,
sentimientos que son suicidas...

Agonía en cada lágrima,
mala leche concentrada,
falsa y triste cada página,
de una vida malgastada...

Palpitante el corazón,
en los huesos sus latidos,
desangrándose el fervor,
de un espíritu consumido...

Amargor sabor intenso,
hiriente puñal helado,
destrozado un pensamiento,
por su dueña maltratado...

Abajo todas las paredes,
de la casa de los sueños,
a patadas con sus deberes,
a mordiscos con cada aliento...

Rasgada el alma entera,
barrenadas las palabras,
hajadas todas las venas,
las manías suicidadas...

un adiós a quemarropa,
otro capítulo quemado,
un comienzo que destroza,
otro sin fin de días raros...

18 diciembre, 2011

CASUALIDAD



Casualidad no fue encontrarte, 
fue que las dos miráramos al mismo punto...

Casualidad no fue besarte,
fue que aquel beso nos creara adicción...

Casualidad no fue quererte,
fue que el calor de tu sonrisa derritió mi  
corazón...

13 diciembre, 2011

esperanza en el metro


cuando se levanta, imagina otro argumento,
para empezar a vivir, tan lejos de su vida,
y son las siete, ahora toca cojer el metro,
donde ya están escritas cada una de las salidas...

se sienta y piensa, ¿dónde están aquellos cuentos?
que de pequeña, a su inocencia, le leía su mamá,
ahora solo queda el hambre de amor y algo de sexo,
siente cuando ficha, que se escapa un día más...

a la hora de comer, no escucha ni habla a nadie,
solo abre su tapper, zumo, arroz, manzana y pan,
y entre los dientes se le va escapando el aire,
de unos pulmones malgastados por el vicio de fumar...

ya de regreso, no queda sitio libre en el vagón,
alguien pide limosna, mientras relata su pena,
y ella baja la cabeza y se maldice su corazón
¿qué clase de mundo es este que acuchilla nuestras venas?...

de repente, una sonrisa dulce y un cruce de miradas,
de ese chico que la observa desde hace algunos meses,
rompe el hielo un ¿cómo estás? un ¿dime como te llamas??
hoy por fin me he atrevido, lo he intentado tantas veces...

esta noche es diferente, quizás sea luna llena, 
llévame hasta tu casa, quiero deshacer tu cama,
ella le pide al oído, déjame que me lo crea,
el reponde mírame, ya soy ocupa de tu alma.

07 diciembre, 2011

CRECEMOS



Nos hacemos mayores, el tiempo pasa y diez días están tan cerca de los diez años, que casi se rozan con los dedos...el tiempo pasa, nos hacemos mayores, y ya no recordamos como se juega a la rayuela, olvidamos la sensación del agua oxigenada en nuestras rodillas rozadas, dejamos de ilusionarnos con las noches de verano...

Crecemos, cambiamos sonrisas picaras por muecas de preocupación, la inocencia de una mirada infantil por estrés en las pupilas, y nos aburrimos de cada día que empieza demasiado temprano, perezoso y sin ganas, para mantener una vida que hace tiempo no entendemos...

Nos hacemos mayores, crecemos...y la única realidad es que no queremos crecer...queremos dejar de pensar en hipotecas, en nóminas a fin de mes, en coches, en facturas, en adsls, en hijos, en compromisos...¡no!, nosotros queremos ser niños, tener abuelas que aun nos hagan bocadillos de nocilla para merendar, madres que nos arropen por las noches, padres que ganen batallas, amigos de patio y recreo...

El tiempo pasa y lo que antes era un minuto, hoy se convierte en un mes, el tiempo corre y lo que antes era un castillo de arena, ahora en un piso de 30 metros, el tiempo vuela, y lo que antes era una travesura, hoy se ha converttido en una putada que tiene demasiado peso...

Alguien debería advertirnos con antelación de las etapas de la vida, alguien debería decirnos que aprovechararnos cada minuto, que tomáramos bien cada decisión, que eligiéramos el camino más largo y bonito, que disfrutáramos del paisaje...alguien debería gritarnos al oido que dejamos pasar la vida sin vivirla intensamente...

El tiempo se va, y mañana habrán pasado 40 años, no recordaremos como, ni cuando, ni si fue largo ese camino, nos habrá pillado por sorpresa...lo que si recordaremos hasta el día antes de llegar al final, será a mamá abrigándonos de más, ese gol metido en segundo de egb, será esa noche de fiesta con los amigos y ese beso robado en plena adolescencia...