01 junio, 2011

QUÉDATE CON MIS RAREZAS



Necesitada del abrazo mas certero,
disparado en un te quiero,
justo en medio del entierro,
de las ansias de un me muero...

Y pidiendo sin hablar,
un poquito de tu tiempo,
para detener la vida
y poder gritar al viento...

¿Dónde está la ingenuidad,
de los juegos de la edad?...

Voy a convertirme en huella,
abrazarme a una botella,
ya no recuerdo los pasos,
solo se que duermo al raso...

Y que nadie entiende mi caso...

El miedo come mis neuronas,
y cada día menos vida,
y cada día mas evidencia,
de caminos sin salida...

De recuerdos reabriendo viejas heridas...

Y vuelves a mi cabeza,
a cada sorbo de cerveza,
a cada duda y certeza,
a cada minuto de soledad espesa...

Quédate con mis rarezas...

2 comentarios:

  1. Lo raro sería no tener esas rarezas que nos hace ser únicos y especiales...
    En cuanto al miedo, hay que apartarlo de nuestra vida, pues él es el único que cubre la salida y entorpece nuestro camino…
    Ha sido un placer y deleite como siempre, entrar a visitarte amiga...
    Y abrázate a la vida desde la mas pura y sincera esencia de cómo eres y sientes, y ella te devolverá una bonita sonrisa ;-)

    Muackss!!

    ResponderEliminar