08 mayo, 2011

CALIDA LOCURA



La noche se cernía sobre nosotras, nos arropaba con su cálido manto de estrellas fugaces...tu y yo calladas, hablando con el lenguaje de las miradas, comiéndonos a besos, estrechando los lazos entre tu pecho y el mío, transportándonos a una isla desierta, que por esa noche puse a tu nombre, jugándonos el tipo, derribando los muros que protegían ese músculo que por primera vez latía por alguien...
Te miré, y una ráfaga de calor se hizo dueña de mis terminaciones nerviosas, empezando en mi cabeza y bajando hasta cubrir mi entrepierna... mi boca intentaba describir todas las sensaciones que mi alma arrojaba a quemarropa, pero mis labios estaban cerrados por esa inoportuna y delatora sonrojez que se alojaba en mis mejillas...


Tus manos, dibujaban siluetas en mi piel, subían y bajaban por mi cuerpo, inventando con los dedos un idioma nuevo, y yo allí, deseando que aquella noche fuera eterna, solo el anticipo de mil noches por llegar, ansiando que te quedaras a mi lado, que nuestra locura fuera nuestro propio oasis, descubriéndome unida a ti, queriéndote como a nadie. Los besos se hacían más intensos a medida que subían los grados, las caricias atravesaban la epidermis, llegando a rozarnos por dentro, y la mente se quedaba a un lado, para deshacerse en rápidas y entrecortadas respiraciones...
Imaginé como sería fundirnos en una, descubrir una manera diferente de entrelazarnos, conocernos más de lo debido, dejando latente la necesidad constante de tu olor en mi ropa, de tu sabor en mi boca, de tu sudor en mi cama...y en ese punto justo de la noche, noté un vuelco vertiginoso en la parte izquierda de mi pecho...


Miré el reloj que inocentemente marcaba las seis de la mañana; amanecería en algo mas de una hora, e intentar dormir se antojaba imposible, nos movía el instinto, como seres irracionales a las que les queda poco tiempo, como si quisieramos bebernos la vida , aprovecharnos al máximo, no separarnos jamás...
Una mezcla de melancolía y pasión nos envolvía, se enfrentaban la felicidad de estar a tan solo dos milímetros de distancia, con  la certeza de los kilometros que nos separarían tan solo unas horas después...
Las cuerdas de acero que se cernían a nuestras pelvis, nos otorgaron el poder de la telequinesia, y pudimos leernos la mente sin problemas, seguir el ritmo de cada estimulo, movernos al unisono, estimular cada punto, desbordar los ríos de nuestro ser, para terminar mordiéndote el labio con la fuerza de lo ansiado...
Cuando los primeros rayos de sol inundaron mi ventana, te miré una última vez antes de levantarnos y un suicida te quiero se desprendió de mis labios...

15 comentarios:

  1. Bellísima esta forma de narrar la pasión y el deseo. Resulta imposible que la imaginación no acompañe a la lectura y esto sucede tan solo en las grandes narraciones.

    Después de tanta intensidad, la brevedad de la despedida me encanta.

    Te felicito, mi niña.
    Un beso y cuídate.

    ResponderEliminar
  2. Hermosa la noche que nos inspira, nos envuelve y nos deja desbordar la pasión.

    Tus palabras...simplemente maravillosas.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Simplemente pasión, casi nada.

    Todo.

    ResponderEliminar
  4. Eres sencillamente genial con tus palabras, salen cargadas de energía y de un momento sublime nos transporta a uno de frenesí... para el enamorado, para el soñador, para todo ser humano! Mis mejores deseos para ti Shey!! Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. increible shey...qué facilidad para expresar d forma poética algo que se nos hace casi imposible de transmitir con los labios...me dejas impresionada, una vez más
    ánimo para seguir decorando este rincón y esta parte de nuestras vidas...y a mi...permíteme seguir disfrutando de esta cálida locura contigo...
    un besazo mi niña

    ResponderEliminar
  6. Sheila…creo que es de lo mejor que he leído en mi vida, no hay nada más puro y hermoso que dejar bailar tus dedos y escribir al ritmo de lo que yace y vibra en tu interior, sin premeditación, tan solo el fluir de lo que sientes, elegancia en cada una de tus letras que bailan sutilmente sobre la piel de dos almas que se funden y se abrazan a ese instante que lucha contra el tiempo, que devora un gesto, una mirada, una palabra…cálidas caricias de madrugada…

    Mi alma yace desprendida de mi cuerpo, la arrancaste con la fuerza de un huracán y el fuego de un volcán, y creo, que aun tardará en aterrizar…

    Sinceramente mi querida amiga…me quito el sombrero!

    Muackss!! ;-)

    ResponderEliminar
  7. gracias papá...

    es buena señal que la imaginacion acompañe a las letras, eso significa q enganchan...

    es buena señal, eso significa que se esta vivo...

    ResponderEliminar
  8. muchas gracias yessi...

    gracias por estar siempre ahi, acompañandome en esta aventura y dejando tus opiniones...

    un besazo

    ResponderEliminar
  9. advenedizo muchas gracias!!!

    la pasion es mas de la mitad de la vida...no existe vida sin pasion...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. bolieche muchas gracias...por compartir conmigo este muro de experiencias y de sueños, y por aportar tu pequeño granito...bienvenida y pasate cuando quieras..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. mi niña...muchisimas gracias por estar siempre aqui apoyandome, xq sabes que todo esto tiene sentido en gran parte por ti...no dejes de ser nunca mi calida locura...

    un besazo enorme

    ResponderEliminar
  12. ginebra!!!muchas gracias, porque tu opinion es muy importante para mi, y leer este comentario me ha animado de una gran manera...

    espero poder seguir sorprediendote con mis entradas...

    un abrazo grande

    ResponderEliminar
  13. Todos los te quiero son suicidas, nos colocan en el filo, tocándo el cielo y al mismo tiempo, al borde del abismo...
    Gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar
  14. Tienes mal configurada la hora... Son exactamente las 17:33, no las 08:32...

    ResponderEliminar
  15. No te disculpes tanto Shay, hay un dicho que dice: "Nunca des explicaciones, porque quienes te quieren no te las piden y quienes te odian no te las creerán".... Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar