19 diciembre, 2010

TIEMPO



Siempre ajustando el tiempo
de mi reloj de arena,
perdiendo los momentos
que escapan tras sus piernas...

Camino por sus calles
soñando con su aliento,
no consigo abrazarla
pues siempre me despierto...

Se han roto las pupilas
de mis ojos sedientos,
para encerrar en ellos
todos estos sentimientos...

Camarero otra copa,
que esta noche es de duelo,
que acaben mis sentidos
durmiendo a ras de suelo,

Y deja que me beba
todo el resentimiento,
que han dejado sus manos
que me cobrado el tiempo...

Quiero ponerme fina
de gramos de mi alma,
para poder dormir
tan lejos de su cama...

Que me muevo despacio,
y escribo en soportales,
jurando que mañana,
olvido los detalles...

Usando como tinta
la sangre de mis venas,
a ver si con mi lírica
consigo que ella vuelva...

No puedo conformarme,
y mirar hacia otro lado,
pues es la mejor parte
de mi triste relato...

Camarero otro ron,
que esta noche me muero,
mañana al despertar,
empezare de cero...

Y deja que el alcohol,
inunde mis pulmones,
que gane al respirar,
y no sienta emociones...

2 comentarios:

  1. Bonito, fuerte, apasionado, triste, melancólico y hasta un punto desesperado.
    Así hay que vivir los amores y también los desamores cuando llegan.

    Vive así de intensamente tu vida, no dejes espacio para el gris. Vive la vida siempre en color. A veces colores luminosos y cálidos.... y cuando toca, en negro intenso, pero nunca te abandones ni te resignes a ser "Gris".

    Un beso, mi niña.

    ResponderEliminar
  2. Tsss.. esto es algo de lo mejor que e leído me gusto mucho
    ¿quien es el autor?

    ResponderEliminar