07 marzo, 2010

YA NO ES HOY


Hoy el miedo no me deja salir a la calle,

Otro pueblo asediado por paramilitares

Hoy la angustia me deja asustada e inmóvil,

Otra explosión nos recuerda el efecto Chernovil...

Hoy de nuevo la tele intenta engañarnos,

Poco a poco el poder se llena de gusanos

Hoy muere la esperanza, y se rinde la vida,

Otra bala nos grita que no queda salida...

Hoy aumenta la deuda del continente vecino,

Pero nadie freno a un presidente mezquino

y si tú tienes cama, eres afortunado,

Miles de personas duermen hoy sin tejado...

Incultura, pobreza, enfermedad y caballo,

Tanto Carter cabrón, tanto futuro frustrado

Y se come la bestia el pulmón de la tierra,

Devastando sin fin, invirtiendo en la guerra...

Hoy otra mujer ocupa las noticias,

Otro amor la ha matado a base de caricias

Hoy la pena ha surcado en patera los mares,

Dejando a miles de kilómetros a sus familiares...

Y tú ahogas tus penas en cubatas de ron,

Esperando a que llegue el final del horror

Bienvenidos a un mundo infectado de minas,

De parques donde jóvenes consumen heroína...

Sentaros tranquilos que ya sube el telón,

De una obra que siempre tiene el mismo guión...






06 marzo, 2010

RECUERDOS

Te quería más que a la sangre de mis venas, pero me fallaste, y como quien deja una puerta abierta todas mis emociones se fueron yendo. Los recuerdos, que no eran pocos, el cariño de una vida siempre a tu lado. La alegría de haber encontrado la parte de mí que me faltaba, alguien a quien seguir, y dárselo todo...

Ahora que te estoy olvidando, no quiero que nadie me hable de ti, porque no podría soportar, el darme cuenta de nuevo, que sin ti no puedo, que no soy nada, y que sería capaz de hacer que el fuego helase, solo por una mirada, por un mundo a mis espaldas, al que tú de nuevo formaras parte; pero aún sabiendo que tu recuerdo estará tatuado en mi alma para siempre, pretendo olvidar tu sonrisa, tu mirada penetrante, tu ansiedad y tus miedos, elegantemente ocultos tras tu misterio, arrollador, pero frío como la escarcha. Te pido que para acabar le dediques a mi corazón una última palabra de aliento que me ayude a seguir aquí, respirando el aire que respiras, y viendo a los amigos que compartimos.

Cuando al mirar al cielo ya no veas las estrellas, te habré dejado de querer, y habré aprendido a perder lo que más daño me hacía, esos momentos sin nada y esas palabras vacías...