09 julio, 2009

ABRIR LOS OJOS


Le costó abrir los ojos, como si por una fuerza sobrehumana estuvieran cerrados. Los abrió y esperó ver un mundo distinto al de la noche anterior al hacerlo..... y así fué, así notó algo diferente en el pecho, como si las ganas de seguir hubiesen creado una puerta a la fuerza, como si del brillo de sus ojos brotara seguridad, como si ya no fuera tan imbecil..... y se puso a pensar, a recordar y le dió la sensación de que aquel pasado era un globo, que le impedía ver o vivir la realidad, como si todo estuviera borroso y que de repente, podía pinchar a su antojo,para enfrentarse a su vida, para agarrarla fuerte por los cuernos, para que nadie más le tomara el pelo o le hiciera daño.....
Miró a su alrededor y empezó a ver con objetividad, bajando a todos de sus altares, para poder mirarlos a la misma altura, de frente a los ojos y saber así quienes eran de verdad, lo que podía esperar de cada uno, lo que pensaba darles y, al fin y al cabo, saber quien era ella y no sentirse nunca más.... menos.
Por primera vez no se arrepentía de lo que ya estaba hecho, porque entendía que en aquel momento tenía sentido y además tenía fuerza para cambiar de camino, o seguir en el mismo o inventar uno nuevo, porque ahora tenía las pilas del mando que cambiaba la vida...... y no estaba dispuesta a cambiar ni uno solo de sus defectos, virtudes o valores, porque sin saber porqué, había caido en la cuenta de que un defecto para alguien, era una virtud para otro alguien y esa mañana porque sí..... Le gustaba ser quien era.
(Sheila)


No hay comentarios:

Publicar un comentario