11 julio, 2009

KAOS




Cómo no gritar y morir..... perdernos.....


Quiero abrir los ojos y sigo durmiendo


Quiero que no exista ápice de esperanza,


Que se niegue todo, que no estemos cuerdos


Salir de este lio, empezar de cero, no guardar recuerdos,


Romper la camisa de fuerza que me ata,


Que el eterno humo nuble mis ideas,


No querer a nadie, no importarme el mundo,


Volver al origen de mi ser profundo......


Acabar con todo, rajarme las venas,


Susurrarle al viento cuales son mis penas......


Meterme en el mar, naufragar queriendo,


.............


Llegar a otra orilla........ y nacer de nuevo.




(Sheila)





09 julio, 2009

OTRA VEZ



Esta mañana, como tantos días......
desperté sudando lo que había soñado.
No quise esperar a ver tu osadía
y desayuné retales del pasado.
........
Gritó el corazón al cruzar la puerta,
de entre mil batallas la mayor derrota.
Me susurró al oído, no te des la vuelta....
Pasé con cuidado por entre tus cosas.
........
Se rompió la luna de un solo portazo,
de esperar que volvieras a decirme algo.
Tiraste de la cadena de aquellos abrazos.
Bajé las escaleras de nuestro fracaso.
........
Y del remolino que era nuestro nido,
solo queda paja y algún folio en blanco.
Le salieron alas a tu cruel sobervia......
Emigró volando, buscando otro barco.
........
Recuerdo lo que fuimos y me invade la pena,
cuando yo era lo primero y tú eras mi morena.
Ahora solo escombros tirados por nuestro suelo,
como una guerra civil, separando tantos sueños.
(Sheila)

ABRIR LOS OJOS


Le costó abrir los ojos, como si por una fuerza sobrehumana estuvieran cerrados. Los abrió y esperó ver un mundo distinto al de la noche anterior al hacerlo..... y así fué, así notó algo diferente en el pecho, como si las ganas de seguir hubiesen creado una puerta a la fuerza, como si del brillo de sus ojos brotara seguridad, como si ya no fuera tan imbecil..... y se puso a pensar, a recordar y le dió la sensación de que aquel pasado era un globo, que le impedía ver o vivir la realidad, como si todo estuviera borroso y que de repente, podía pinchar a su antojo,para enfrentarse a su vida, para agarrarla fuerte por los cuernos, para que nadie más le tomara el pelo o le hiciera daño.....
Miró a su alrededor y empezó a ver con objetividad, bajando a todos de sus altares, para poder mirarlos a la misma altura, de frente a los ojos y saber así quienes eran de verdad, lo que podía esperar de cada uno, lo que pensaba darles y, al fin y al cabo, saber quien era ella y no sentirse nunca más.... menos.
Por primera vez no se arrepentía de lo que ya estaba hecho, porque entendía que en aquel momento tenía sentido y además tenía fuerza para cambiar de camino, o seguir en el mismo o inventar uno nuevo, porque ahora tenía las pilas del mando que cambiaba la vida...... y no estaba dispuesta a cambiar ni uno solo de sus defectos, virtudes o valores, porque sin saber porqué, había caido en la cuenta de que un defecto para alguien, era una virtud para otro alguien y esa mañana porque sí..... Le gustaba ser quien era.
(Sheila)


EN TU MANTO NEGRO

Como un manto negro me llega tu aliento.
Como una mentira creible (increible), me duele tu pecho.
Como dos espadas tus ojos a mi desdén lo atraviesan,
lo desacen, lo someten y te niego en los labios.
En la falsedad de tus andares (me pierdo)
y me gusta tu manto negro......
Lo que dejas a entrever entre altibajos.
Lo que no me cuenta tu boca, me lo susurran tus manos.
Y... ¡Sí! en la morada de tus piernas me duermo,
tu voz es el cantar de los juglares
es el misterio arrollador por mis necedades....
Y deseo tu manto negro, lo deseo como sea.....
Sea como sea, lo deseo tanto.....
En el frío de tu mirada me quedo yo penetrante,
todo porque encierras una a una todas mis tentaciones...
(ambiciones)..........
Son las huellas de tu pasado los pasillos de mis sensaciones.
......... _ ..........
Tu olor brujo me acorrala en la jaula,
en tu jaula, dame tu manto negro,
a tu sufrir lo desvelo,
en mi sosiego lo encierro.....
y con el número de tu calzado (en mi ego)
dejo tu huella en mi costado.
Repeticiones de tus enseres, seres que se estremecen
y con tu manto negro me abrigo.....
Lo hago amante de mi abrigo,
como cascada tu pelo enmarañado, eterno.....
como tela de una araña, en el que yo me enredo.
Sofocante es tu insistencia por sonreir a cada instante,
sofocada mi existencia, si tu manto negro no es bastante
(me sofoco con mirarte)............
Si mis nervios te acaban, tu calma a mi me enciende
y en las paredes que me guardan (nos guardan)
me imagino por tu vientre.
Con el color de tu piel
me hago yo unos tambores
para tocarle a la luna de noche su bella cara
si se aleja tu manto negro...
Sé que tu largo silencio
es mi ancho y cansado camino por andar.......
Que lo que yo te doy nunca te atreves a disfrutar.
....... _ .......
Te temo, como temo al sol
pues se enzarza en mis canas
y me obliga a sangrar (gritar) me obliga a desvariar.
Me desfajo de los tajos y me olvido si te envido......
Expresión inerte.... inocua.... insulsa.... inesperada
e incluso a ratos inepta.
Me arrastro hasta tu manto negro.....
me escondo en la oscuridad de los bajos fondos
y en tus bajos me observo
con lo negro que veo el deseo.
(Sheila)

SUEÑOS

Y soñé que estas cuatro paredes eran mis alas ,
que no me hacían falta pulmones para respirar...
que me fumaba los hábitos,
que te tenía delante,
que eras complice de mis ayunos,
que sabías ser otra dentro de mi,
que podía ser feliz...

Soñé que el calor de las sábanas era calor humano,
que ese calor humano era amor incandescente,
que ese amor se había disparado a quemarropa,
que me rozabas y yo me ataba al techo,
por el destrozo ocasionado en mis adentros,
en mi relentizada cabeza,
en la zozobra de mi pecho,
en la humedad de nuestros besos...

Soñé contigo y desperté empapada,
soñé contigo y perdieron sentidos los días,
soñé que me soñabas y cosí mis ataduras a este hajado colchón...
soñé y no quise despertar,
porque sin darme cuenta, sin ti no sabía dormir,
asi que apreté fuerte los ojos para volver a tenerte,
y resultaste ser un espejismo perfecto,
sudor efimero, solo fruto de mi desolada imaginación...

Pero daba igual, porque yo soñé,
y relamí mis heridas con la fuerza de tu saliva,
amarré tus ganas a mi hambre y me sacié de ti...
y sí, me salieron alas, por aquellas cuatro paredes,
se deshicieron de golpe y aprendí a volar,
fui libre de repente,
y todo por soñar...

(Sheila)

QUISIERA

Quisiera volver al pasado,
quisiera volver a mirarte,
a recordar tu sonrisa,
a sostenerte la mirada.
...........
Quisiera volver a tentarte,
a ser tu manzana y tu pecado,
poder abrazarme a tu vida
y poder dormirme a tu lado.
...........
Quisiera ser amiga de tus labios,
ser el amor del "enamorado",
jugar a perderte por el día,
saber encontrarte de noche.
...........
Quisiera encontrar de nuevo la ilusión,
volver a ver tu cara al despertar,
desayunar tu cariño,
empezar el día cuando tú me lo quieras dar.
...........
Quisiera escucharte embobada,
empaparme de tus palabras,
ser aliento cuando tú hablas,
ser silencio cuando tú callas.
...........
Quisiera demostrarte lo que siento,
enmendarme en mis errores,
que si alguna vez no fuí sincera,
aún así no me abandones.
...........
Quisiera que en mí tú confiaras,
que cambiaras el gesto de tu cara,
ser el licor de tu borrachera,
ser lo que más ansiaras.
...........
Quisiera ser hielo que se derrite en tu pecho,
ser el fuego intenso que se apodera de mí,
amar cada gesto, cada cosa, cada hecho,
clavar mi bandera en los resquicios de tu sentir.
...........
Quisiera recorrer la tapicería de tu coche,
recorrer tu cuerpo entero, ser tu gozo, tu derroche,
acabar aferrandome a lo dulce de tu cintura,
lograr con gran esfuerzo, convertirme en tu locura.
...........
Quisiera que me quisieras,
quererte como me quieres,
querer quererte más de lo que te quiero,
quererte siempre si tú me quieres.

...........
(Sheila)










REQUIEM

Se busca padrino para un sentimiento en duelo.....
juego de Titanes con afiladas palabras como señuelo.
Quiero elevar mi ego, subir más alto, emprender el vuelo.
¡Niña! deja que me fume uno a uno tus recuerdos......
Vamos a etiquetar los sueños, en buenos, malos......
y después los nuestros.
Vamos a correr en direcciones opuestas,
tú siempre subiendo, yo bajando cuestas.
...........
Seguro que de nuevo pierdo esta partida, ¿Qué te apuestas?
Nuestro edén cerrado por fiestas.......
Hemos llegado a un callejón sin salida,
ahora puedo pisar el freno o ser el acelerón suicida.......
Quiero que llegue a su fin esta partida,
que vuelva mi buena suerte, no recordar tus movidas.
...........
Hazte un favor y me olvidas.
...........
Gran fuerza la tuya para destrozarlo todo,
quise evitarlo tantas veces, pero encontraste el modo.
Fueron muchas las tardes recomponiendo los trozos,
agotaste mis reservas, de mí te llevaste todo.
Grán fuerza la tuya para joder lo más bonito.
Perdóname si dejé de escuchar tus gritos,
si empecé a escribir las letras que ahora te vomito
Acabé por renunciar y firmar tu finiquito.
(Sheila)


LOBOS Y BUITRES


No quisiera que confundieras mi ser,
engañarnos de nuevo otra vez,
que serás para mi una huida hacia delante,
fingiré que mi sangre no puede llegar a helarte...
Me perderé en las olas de tu piel morena,
saciaré mi sed con tu luna llena,
inventaré los besos que no sabré darte,
te abrazaré con ganas, pero sin cansame...
Jugarás conmigo, más que yo contigo,
romperás mi vida, yo tu corazón,
por acompañarnos en las noches frías,
por ser como lobos, y sin compasión...
No sabré decirte cuanto lo he sentido,
no sé bien si siento lo que va a pasar,
me meteré de un brinco de nuevo en tu nido,
me correré diciendo "quiero despertar"...
Te engañará mi boca con cada silencio,
y tú cada vez me exigirás más y más,
no diré tu nombre en noches de farra,
querré olvidarte para recordar...
Jugaré contigo, más que tu conmigo,
romperé tu vida y tu ilusión,
por acompañarme en mi osadía,
por ser como un buitre ya sin corazón...
Rozarás mi piel, yo me perderé,
besaré tu vientre y seremos una,
y por unas horas yo no fingiré,
y por un instante, tú no estarás sola...
No quiero engañarte,
si voy a ser tu ser,
si voy a entregarme,
solo será placer...
No quiero que sueñes
con un más alla,
esto no es amor,
y nunca lo será...
(sheila)

FANGO


El tiempo se adormilaba sobre mi, como si de un recién nacido se tratara, y yo, que solo podía pensar en aquel viaje astral, no quería parar el motor de lo absurdo del momento...
Era tan sencillo percibir, sentir lo que ahora sentía, que me daba miedo, porque poco a poco la vulnerabilidad ganaba la partida... y me dejé llevar, fui barca a la deriva de mis emociones, y aunque solía perder bastante a menudo, en aquel preciso instante ya no me importaba...
Se paraba de nuevo el tiempo a fumarse un cigarrillo conmigo en el mismo banco de mis pecados, dándome cuartel para recordar tantas y tantas tardes, tantas y tantas noches, mil palabras por minuto; y sí, yo me alimentaba de eso, de palabras, de adornadas y dulces palabras, de sinceras y bellas frases que le permitieran a mi lúgubre cabeza volar sin alas...
Más, tras la subida, llegaban los bajones, esos momentos en los que echar de menos se hacía indispensable, como indispensable se hacía no dejar de respirar, como imposible era no encontrar otra mirada al cerrar los ojos.
Le pedí al tiempo, amigo de los trueques, que caminara más despacio, que le diera luz a mis ideas, que me ayudara a navegar, pero a cambio yo le cedería los mejores días de mi vida, en los que ella estaba presente, en lo que no dormía sola; y esperé, esperé, esperé, pero no se fue la emoción, y desesperé, desesperé, desesperé, y aun asi no dejé de sentir, y acepté que mi vida era un hondo pantano en el que definitivamente, yo no hacía pie...
(sheila)

A VECES


A veces siento el frío por debajo de la piel,
a veces pienso en ti, a veces pienso en mi...
a ratos me escondo en la oscuridad de tu mirada,
a ratos me duermo en mi sosiego, descanso en tu regazo...
Corto las alas de una libertad que no deseo,
me ato a tu espalda con las cuerdas de tu juego,
grabo tu nombre a navaja en mi pecho,
sangro las dudas que me dejan tus besos...
A veces siento el calor que me provoca tu cuerpo,
a veces pienso en ti, a veces pienso en mi...
busco a tientas tus sentimientos furtivos,
llamo a gritos porque te encuentren mis sentidos...
solo consigo soñar contigo, cuando recuerdo tu aliento
solo despierto sudando, si de madrugada te encuentro,
y digan lo que digan, lo que nos mueve es el deseo,
las ganas de todo un poco, de todo un poco lo que nos demos...
A veces siento la escarcha del suave hielo,
a veces pienso en ti, a veces pienso en mi...
a ratos te miro y no te veo,
a ratos te toco y no te siento
y está mi vida fuera de tu vida
y está tu ser, fuera de mi ser
pero el colchón sigue jurando
que nos ha visto jugar a las dos...
Entre tus besos hallo secretos,
entre tus labios, deserta mi paz
si pienso en ti suben los grados,
si estás conmigo pierdo la fe...
A veces tu soledad se desespera conmigo,
a veces pienso en ti, a veces pienso en mi...
dame un motivo para darnos mil abrazos,
dame una razón para quebrarnos la cabeza...
clávame puñales si te quedas a mi lado,
si me niegas hoy, te olvidaré mañana...
átame a las vigas del rencor,
cóseme el alma con dosis de desamor...
rompe las cadenas que te atan a mi estar,
haz de nuestro mundo un lugar donde soñar...
A veces el alcohol hace mella en mis heridas,
a veces pienso en ti, a veces pienso en mi...
a instantes la rutina acaba con tu sonrisa,
a instantes la melancolía destroza mi bienestar...
cuando pienso en ti, me hago de barro,
y te quiero a ratos, a ratos no se quererte...
cuando pienso en ti, me hago de hierro,
y aunque quiera hacerlo, aún no se entenderte...
A veces logro reconstruir tus curvas,
a veces pienso en ti, a veces pienso en mi...
me pierdo recordando cuanto calor cabe en tu ser,
intento ser yo misma, más yo misma me vuelvo a perder...
y se incendia mi desidia si puedo volverte a ver,
se atropella mi constancia si puedo volverte a tener...
el mundo se queda ronco si me oye murmurar,
tu mundo se torna tonto si te oye desertar...
A veces me hundo en vasos de vino tinto,
a veces pienso en ti, a veces pienso en mi...
en ocasiones me parece sentirte cerca,
en ocasiones no te quiero sentir...
mi sabor ya no es tan amargo,
lo endulza tu resentir, no te escucha mi latir...
tu boca ya no está tan sola,
la vela mi vislumbrar, hoy no te quiero escuchar...
A veces, a veces, solo a veces,
a veces pienso en ti, a veces pienso en mi...
de lejos las horas pasan,
de cerca, las agujas de un reloj rajan...
te odio y te temo,
me llamas y me tienes...
te cojo y te suelto
ni te quiero ni me quieres...
Y es que a veces puedo y no quiero, quiero y no puedo,
a veces pienso en ti, a veces pienso en mi...
es como arrejuntarse por soledad,
es como ser lo que queramos ser,
si es por acomodarse, la razón ¿qué más da?
si me dejo llevar, me arrastran las olas,
si cojo las riendas, me estrello contra las rocas...
A veces te cohiben mis intentos, sin frenos, siniestro,
a veces pienso en ti, a veces pienso en mi...
me pueden los momentos que jamás podré vivir,
me saben los instantes que ya he vivido, lo sé,
te sabes más humana si lo puedes sentir,
conmigo todo es tan fácil, no tienes que decidir...
es como una vida ya escrita, ya recortada,
A veces me aprietan los anillos de la opresión,
y me vuelvo una rebelde en la calle de la ilusión...
A veces pienso en ti, a veces pienso en mi,
a veces pienso en mi, a veces pienso en ti...
(sheila)

HOY


Hoy, me siento de nuevo nadie,

hoy la nada es más de lo que puedo contarte,

hoy vuelvo a mis arrancadas raices,

hoy recuerdo que solo soy una tirita...

Pretendo encontrar mi sitio,

pretendo encontrar tu boca,

pretendo ser importante,

pretendo no volverme loca...

Porque hoy siento que las luces se apagan,

hoy me rajo frente al espejo,

hoy, me siento de nuevo nadie,

hoy, la nada, es más de lo que puedo contarte...

Siento que no soy lo que esperaba,

siento que "vida" a perdido su significado,

siento que la respuesta la tiene otro.

siento que la luna está en mi contra...

Porque, hoy, recojo los fracasos de mi voz,

hoy voy agachada para no molestar,

hoy, me siento de nuevo nadie,

hoy, la nada,es más de lo que puedo contarte...

Deshojo las rosas de mi camino,

descosó las ataduras de mi corsé,

le quito importancia a lo vivido,

profano los recuerdos que tanto amé...

Porque hoy, lloró por no rajarme las entrañas,

hoy siento rabia por no llorar,

hoy, me siento nadie,

hoy, la nada, es más de lo que te puedo dar...

(sheila)